ESCALA BÁSICA 39/22 CONVOCADAS 2.456 PLAZAS – ESCALA EJECUTIVA 37/22 CONVOCADAS 150 PLAZAS

TESTIMONIOS

¿POR QUÉ ELEGIR ACADEMIA ÁGUILAS?

Nº1

en la promoción 36 de

ESCALA EJECUTIVA

NUESTROS ALUMNOS

TE CUENTAN
CÓMO CONSEGUIR EL APTO

  • Completa y estupenda Academia. Los cursos presenciales cuentan también con apoyo online y una plataforma que contiene todo lo necesario para el mejor estudio, pues dispones para consultar de toda... Leer más

    thumb Ainhoa Camello Santos
    16 de diciembre de 2020


    La academia águilas puede presumir de profesorado, de preparación, trato, etc... Tiene al mejor personal especializado para la oposición en materia policial, extranjería, penal, procesal, psicología, informática... explicaciones a nivel... Leer más

    thumb jesus
    15 de mayo de 2022

    Gran formación y excelente atención personal! Y siempre a la última implementando el trabajo del opositor, ahora ya con las videoconferencias tienes al profesor en casa!!! El sitio perfecto para... Leer más

    thumb Javier Rubio Herrer
    16 de diciembre de 2018
  • Muy buen curso online, contento con mi elección. Lo recomiendo

    thumb ALVARO MOLINER MAYO
    16 de diciembre de 2019

    Excelente temario y mejores profesores. Yo lo estoy aprovechando a tope.

    thumb María Serrano Ruiz
    16 de diciembre de 2020

    Muy buena academia, profesores profesionales de la Policía Nacional con experiencia, ofrecen muchas ayudas para poder ir bien preparados a los exámenes.

    thumb AliciaG
    16 de diciembre de 2020
  • Han mejorado bastante su plataforma online, introduciendo retroalimentaciones a cada respuesta (quizás por la aplastante fama adquirida en los últimos años de distintas plataformas online punteras), así como la novedad... Leer más

    thumb IHRM 23
    16 de diciembre de 2019


    Preparación exhaustiva de todas las pruebas de la oposición. Destacaría el trato personal y profesional de todos los profesores de la academia.

    thumb I Guerrero
    15 de mayo de 2022


    El profesor de Supuestos un fuera de serie y las clases online muy amenas y útiles para preparar todas las pruebas

    thumb fernando barrientos nistal nistal
    15 de mayo de 2022
  • Desde marzo en el curso online. Muy contento con la preparación y sobre todo el seguimiento y disponibilidad, me ayuda ya que trabajo y me es complicado a veces seguir... Leer más

    thumb Daniel Tarancon
    16 de diciembre de 2019

    Buena preparación de la entrevista para antigüedad selectiva, la formadora, Patricia, me preparó de manera personal y con un trato excelente. Sin su preparación no lo hubiera conseguido.... Leer más

    thumb Óscar
    16 de diciembre de 2020

    Los profesores son profesionales especializados en la materia que imparten. Además, animan mucho a conseguir el APTO y te ayudan a ver que es posible y con esfuerzo y sacrificio... Leer más

    thumb Alba Serrano
    20 de mayo de 2022
  • Academia muy seria y rigurosa. Se responsabilizan para darte una buena preparación , pero me llamó la atención al matricularme como firmé que PERDÍA EL CURSO Y EL DINERO SI... Leer más

    thumb Sofía Marcial
    16 de diciembre de 2020

    Profesores fantásticos, de los que dejan huella. El temario está muy bien, y la organización, en general, también.

    thumb Javier Solís
    20 de junio de 2022

    Actualmente estoy en Águilas y estoy muy contenta tanto por la preparación como por el trato y el apoyo que dan los profesores ¡100% recomendada!

    thumb Sara
    16 de diciembre de 2020
  • Profesores especializados en su área, trayectoria, temario excelente y trato personalizado; todo en un sólo lugar = Academia Águilas de dónde salen los número 1 💪🏼

    thumb Marisela Millan
    16 de mayo de 2022

    Muy buena academia

    thumb David Romar
    16 de agosto de 2022

    En mi opinión, creo que la preparación para el acceso a la Escala Básica como a la Ejecutiva es fantástica, en su totalidad. La preparación del test de conocimientos es... Leer más

    thumb Jose Juan Trigas Perez
    16 de diciembre de 2021
  • Si buscas una buena formación y sacarte las oposiciones de policía, sin duda este es un lugar acertado. Los profesores van contigo hasta el final y te preparan bien para... Leer más

    thumb MR.BORJIUS GOLESHD
    16 de diciembre de 2019

    Academia espectacular para formarse en un futuro brillante. Los profesores son excelentes y se comprometen contigo hasta el final, sin duda una elección acertada!!

    thumb Andrea Campos
    16 de diciembre de 2019

    Muy buena academia, profesores comprometidos y siempre encuentro ayuda cuando la necesito. La recomiendo

    thumb Miriam Levante
    16 de diciembre de 2019

  • Llevo dos años en esta academia en la modalidad online para escala ejecutiva. Para mi es un 10/10, no he encontrado todavía ningún fallo. Si apruebo será gracias a ellos... Leer más

    thumb Nuria Requejo
    15 de mayo de 2022

    Piden al alumno lo que ofrecen, con el fin de aprobar una oposición y salir con la mejor formación policial posible: Seriedad, implicación, responsabilidad, profesionalidad y motivación. Desde aquí mi... Leer más

    thumb Hada Torrijos Suelves
    16 de diciembre de 2021

    Muchas gracias a Academia Águilas por ayudarme a conseguir mi apto, preparé con ellos la entrevista por recomendación y no fallaron. En septiembre entro en Ávila. 100% recomendable, comprometidos y... Leer más

    thumb Alberto Fraga Diaz
    22 de junio de 2022
  • Muy buena Academia. Profesores profesionales de la Policía Nacional con años de experiencia. Ademas de ayudarte en el estudio te motivan para ser un buen servidor público

    thumb Andrea Gutiérrez
    16 de diciembre de 2020

    Academias online hay muchas, pero la programacion de Aguilas, LA RETROALIMENTACION DE TEST Y LAS VIDEOCONFERENCIAS SON ESTUPENDAS.

    thumb Mar Suarez
    16 de diciembre de 2020

    El temario es muy bueno (he podido comparar con el de otras academias), la programación está disponible desde el principio de curso, y las clases y las tutorías aclaran las... Leer más

    thumb Alberto D.
    16 de mayo de 2022
  • Muy buena academia. Los profesores de derecho penal, el profesor de psicología, el profesor de extranjería y la profesora de derecho administrativo son estupendos. ¡Los supuestos también los preparan genial!... Leer más

    thumb Alba Knowles
    16 de diciembre de 2019

    Es genial poder interactuar con los Profesores cuando estudias online. LA PROGRAMACIÓN ONLINE TE HACE SENTIR QUE ASISTES PRESENCIAL.

    thumb Alejandro
    16 de diciembre de 2020

ALUMNOS QUE HAN APROBADO LA OPOSICIÓN EN SU PRIMER INTENTO

G.L.S APROBADO ESCALA EJECUTIVA CONVOCATORIA 2020 (14 meses de preparación)

Con un Grado en Nutrición Humana y Dietética; un Máster en Nutrición y Dietética Aplicada y un Post Grado en Nutrición Deportiva.

Elegí estudiar nutrición porque quería ayudar a la gente a sentirse bien consigo misma, pero la realidad me demostró que el afán de negocio y la frivolidad con la que se tratan actualmente estos temas eran incompatibles con el rigor de la formación recibida en la Facultad de Medicina. Me considero una persona sencilla pero con sólidos principios.

Sabía que debía encontrar un trabajo que me permitiese seguir con el doble objetivo de ayudar a los demás y poder realizar una actividad con la que sentirme identificado….. y la Policía Nacional me podía aportar todo aquello que buscaba en mi trabajo ideal.

Cuando tomé la decisión de preparar la oposición a la Escala Ejecutiva de la Policía Nacional, tenía claro que debía prepararla en una academia.

Consulté foros de temática policial y en muchos de ellos se mencionaba a la Academia Águilas: Se la describía como una academia consagrada y se hacían excelentes referencias a su temario, sus profesores y su forma de enfocar la preparación del caso práctico.

Luego pude confirmar que todo lo que decían era cierto.

Sí. Desde un principio mi objetivo era simple: ser Policía Nacional. En ningún momento se me paso por la cabeza limitar mis opciones.

Comencé a mediados del mes de octubre del año 2019.

El curso ya había empezado en septiembre y en mi primer día de clase me encontré con un examen control de derecho penal general de 100 preguntas. ¡Al toro, que es una mona!.

Los libros de leyes en formato anillas de Aranzadi. Muy cómodos para el estudio por la ley.

La Academia me ha proporcionado las herramientas fundamentales para hacer frente a una oposición de este calibre.

La planificación de las pruebas físicas me permitió llegar en forma al día clave.

Los profesores me guiaron durante todo el camino y me dieron claves para enfocar de manera adecuada cada tema.

En las sesiones de práctica de psicotécnicos machacábamos los modelos y analizábamos estrategias para resolver hasta los más complejos ejercicios.

No puedo olvidar la preparación del caso práctico. Semana tras semana, conseguimos moldear una estructura exhaustiva y dinámica, a la vez que simple, en su fundamento.

La guinda del pastel es una plataforma online que pone todos los recursos a nuestra disposición a tan solo un click.

Que tengan la firme convicción de que son capaces de lograrlo desde el minuto uno.

Esfuerzo, dedicación, ilusión… todo ello es indispensable para aprobar la oposición. El factor suerte puede influir, pero soy de la opinión de que la suerte hay que buscarla.

Desde un principio me dediqué en exclusiva a preparar la oposición. Estudiaba alrededor de seis a ocho horas al día entre temario, psicotécnicos e idiomas.

Mi día ideal solía comenzar a las diez y media de la mañana. Tras un desayuno rico en hidratos, tocaba entrenar; ya fuese en gimnasio o corriendo en la calle. Entrenaba al menos cuatro días a la semana. Después había que recuperar energías con un buen almuerzo para rendir en la Academia.

Los días no lectivos dedicaba esas horas al estudio de idiomas o, simplemente, a aprovechar lo mejor posible mi tiempo de ocio. Después de cenar era cuando comenzaba el estudio intensivo. Siempre he rendido mejor con el silencio cómplice de la noche y rara era la vez que no me quedaba estudiando hasta las tres de la madrugada.

No todos los días era capaz de mantener esta rutina, pero a la larga lo más importante es la constancia.

Tener claro mi objetivo, estar dispuesto a hacer sacrificios, dar el máximo de mí mismo y contar con el máximo apoyo de mi familia, a la que debo en gran parte el aprobado.

Más allá de dedicar el tiempo a estudiar para la oposición, me parece muy importante encontrar momentos para despejar la mente y hacer algo distinto. Cada uno sabe cuál es la actividad que más le divierte o le relaja y no debe prescindir de practicarla. A mí me gusta la música, practicar deporte, leer, charlar con los amigos.

Es importante no desconectar de aquellas actividades y personas que puedan ayudarte a seguir cuando te parezca que no vas a poder llegar a la meta.

J.F.B APROBADO ESCALA EJECUTIVA CONVOCATORIA 2020

Grado en Historia y título B1 en inglés.

La vocación de servicio a los demás me llevó a aprobar para la Escala Básica de la Policía Nacional.

Por referencias de terceras personas.

Sí. Desde un principio mi objetivo era simple: ser Policía Nacional. En ningún momento se me paso por la cabeza limitar mis opciones.

Comencé la preparación de la Escala Ejecutiva en agosto del 2019.

Además del Temario de Águilas, he consultado dos libros, aunque de manera muy ocasional, sobre resolución de casos prácticos de Derecho Penal y Sociología.

Principalmente un Temario muy completo y actualizado y, especialmente la metodología empleada en la preparación del supuesto.

Estudio diario, ir a clase todos los días y darle la máxima importancia a todas las pruebas de la oposición.

He estudiado todos los días, incluidos fines de semana, entre dos y cuatro horas.
Un mes y medio antes del test estudiaba todas las horas posibles, teniendo en cuenta que las mañanas las ocupaba en trabajar.

He estudiado todos los días, incluidos fines de semana, entre dos y cuatro horas.
Un mes y medio antes del test estudiaba todas las horas posibles, teniendo en cuenta que las mañanas las ocupaba en trabajar.

Estudio diario, ir todos los días a clase y la manera en que hemos preparado el supuesto.

Se debe de afrontar la oposición como un reto, con la máxima concentración en el aprendizaje de todos las pruebas que la componen, siendo constante y generoso en el esfuerzo que supone conseguirlo, pero sabiendo que, a pesar de las dificultades, SÍ SE PUEDE.

A.R.B APROBADO ESCALA EJECUTIVA CONVOCATORIA 2020

Grado en Criminología y Políticas Públicas de Prevención (Criminología).

Poder disfrutar de una profesión tan dinámica y atractiva, sirviendo al público desde el ámbito de la seguridad.

La conocí gracias a unos inspectores, compañeros de mi padre, que me la recomendaron como una de las mejores opciones.

Hice TODA la preparación “ONLINE”, con la asistencia, eso sí, a las clases presenciales de supuestos que se programaron.

Empecé en septiembre de 2018, con el curso previo de 5 meses de septiembre a enero, curso que considero indispensable si se quiere tener posibilidades ya en la primera convocatoria.

Únicamente con el temario de Águilas, no he sido partidario de ampliar más contenido.

Una planificación bien pensada, con un material adecuado para aprobar y una formación constante y exigente.

Pese a que yo la he conseguido a la segunda, creo que con el curso previo de 5 meses como he dicho antes, puede conseguirse a la primera. Hay que estar muy atento a todos los pormenores que encierra esta oposición y no caer en ninguno por “novato”, pero en cuanto a conocimientos es tiempo suficiente si se hace un estudio intenso y constante durante esos 14-15 meses.

Mi día de estudio empezaba siempre a las 9:00, dos horas hasta las 11:00 y después media hora para almorzar. Otras dos horas y media de 11:30 a 14:00 y paraba para comer.

Por la tarde era cuando jugaba con más o menos horas según la fase de la oposición, quizá los primeros meses estudiaba otras 2 horas y media más (de 15:00 a 17:30), sumando un total de unas 7h efectivas de estudio al día, subiendo hasta las 8h, 9h o incluso 10h en las últimas semanas previas al examen. Cabe decir que en dichas horas no entran las “videoclases”, pues me resultaban amenas y las añadía a esas horas una vez terminada la jornada.

Así, una vez terminado el estudio me iba a entrenar para las físicas durante la tarde. Siempre he preferido estudiar primero y hacer deporte después. Por la noche me daba tiempo libre para charlar con mi familia y amigos o ver una serie.

Mi semana de estudio era siempre de lunes a sábado con los domingos libres, excepto en las semanas previas al supuesto en que aprovechaba también los domingos al ser un estudio más ameno y práctico.

Considero que si se quiere aprobar a la primera, o incluso a la segunda, el compromiso tiene que ser absoluto.

Realmente es necesario dejar en segundo plano todo lo demás, estar mentalmente metido de lleno en prepararse para el proceso selectivo. Se trata de estudiar y entrenar, pero no solo eso, es mantener una filosofía de autoexigencia y mejora constante, estar siempre insatisfecho con cada error para que no se vuelva a producir, pulir cada detalle.

Considero que esa es la clave para depender lo menos posible de la “suerte”.

Pese a que considero que la preparación con Águilas ha sido muy buena, destacaría un detalle únicamente en la preparación del supuesto. Es algo que ya este año se ha corregido bastante porque se debe al cambio en el modelo de examen, con primeras y segundas preguntas más concretas, pero aún así quiero puntualizarlo.

Y es que considero esencial, además de transmitir a los alumnos los conocimientos para poder resolver los casos, como ya se hace, insistir en la importancia de adaptarse en estructura, forma y contenido a lo que el Tribunal espera escuchar el día de la lectura. Está muy bien contar con un esquema general porque facilita mucho la memorización de los pasos a seguir en la resolución, pero por ejemplo yo caí en la primera convocatoria principalmente por plasmar ese esquema sin saber adaptarlo bien a lo que se me estaba preguntando. Por eso, e insisto en que este año ya se ha recalcado mucho más, creo que es importante asegurar que los alumnos lleguen al supuesto siendo plenamente conscientes de que no solo tienen que saberse muy bien la teoría, si no saber “jugar” con lo que les preguntan y plasmar únicamente lo necesario.

S.T.O APROBADO ESCALA EJECUTIVA CONVOCATORIA 2018-2019

Licenciatura en Administración y Dirección de Empresas

Máster Oficial Universitario en Dirección de Negocios Internacionales

Otros cursos varios

En general me defino como una persona de principios, así que no debería sorprenderme que en los pocos años que llevo trabajando, llegara a darme cuenta de que lo que más me desagradaba de los diferentes trabajos que he tenido era notar que mi aportación a la sociedad no era todo lo buena o directa que me habría gustado. Esa vocación de servicio unida al profundo respeto que sentía por la labor policial me llevó a darme cuenta, como una luz que de pronto se encendió en mi cabeza una mañana cualquiera, de que esa misión que tienen me parecía de lo más loable y me gustaría formar parte de ello. Cuanto más lo pensaba más ilusión me hacía imaginarme ahí, hasta que finalmente tomé la decisión de dar ese golpe de timón en mi vida y dedicarme de lleno a ese objetivo.

Mientras investigaba cómo se podía uno convertir en policía, en un primer momento de mera curiosidad, leí diversos listados y recomendaciones sobre qué academias eran las mejores, todo en Internet. Lo cierto es que Águilas solía aparecer entre las 5 mejores de todo el país, y sin duda de las de Madrid, así que cuando vi dónde estaba situada cada una y comprobé que Águilas estaba a 15 minutos andando de mi casa, me quedé sin excusas para tomar la decisión de dar el paso y empezar a prepararme la oposición.

Unas vueltas más a la cabeza, otro vistazo a las páginas de las mejores academias según dichos listados, y me decidí por Águilas. No fue sólo la cercanía, sino también su tono serio y formal, que concordaba con la larga experiencia de la que presumían, pero contrastaba con el tono cercano y juvenil que casi todo el mundo utiliza en Internet hoy en día. Esas son las señas, a mi entender, de alguien que tiene unos principios y unas formas que mantiene porque cree correctas, y no porque sea lo que vende, además de la dignidad propia de quienes son servidores públicos orgullosos de serlo. Lo que debe ser un policía.

Por supuesto. Una gran mayoría tiende a adquirir una visión jerárquica del mundo, de lo que es mejor o peor, de lo que está por encima y lo que está por abajo. Según ese criterio no es difícil situar las Escalas en orden de preferencia. Para mí, sin embargo, la cuestión era ser o no policía, y aunque honestamente prefiriera alcanzar la Escala Ejecutiva, porque tiene otras responsabilidades y, por qué no decirlo, mejor salario, entrar por la Escala Básica tenía también sus ventajas. Para resumir, siento simpatía por aquellos que opinan que un policía debería entrar por abajo y aprender a ejecutar órdenes antes de darlas, saber lo que es estar en primera fila. No obstante, creo que preocuparse por entenderlo y tenerlo en cuenta llegado el momento, aun sin haber pasado por ahí, puede ser suficiente.

Pasé por la Academia en agosto, estando ésta cerrada durante ese mes, así que me inscribí y recogí el material (momento en el que uno se empieza a dar cuenta de lo que es la oposición), pero no empecé a estudiar hasta septiembre, coincidiendo con el comienzo de las clases, y según lo que iban recomendando en éstas.

Sinceramente, tan solo las leyes que nos comentaban en clase que convenía imprimir y leerse, o bien estudiarse a fondo. Para mí resultaba contraproducente mirarse temarios de varias academias, o ir a las clases de varias. Desde el primer momento decidí que me comprometería con un sistema, un material y una fórmula, porque quería estar muy familiarizado con ellos, más que ampliar a mi juicio innecesariamente un temario que año tras año cubre un porcentaje importante de las preguntas que se ponen, que es lo que realmente importa. En este aspecto me decanté por calidad antes que cantidad. No merece la pena leerse todo lo que se ha escrito sobre psicología de los grupos solo por si cae una pregunta este año que no está en el temario.

Lo primero y por encima de todo, la tranquilidad de una evidente experiencia de muchos años, combinada con la actualización más rigurosa. Desde el primer momento me dejé guiar, aprovechando los consejos y siguiendo la mayoría de ellos. Para mí era algo evidente, yo acababa de llegar mientras que ellos llevaban ahí mucho tiempo, así que sabían qué era lo que hacía falta hacer en cada momento, dónde debía ponerse el esfuerzo, incluso cuánto esfuerzo poner en cada momento (se trata de una carrera de fondo como se suele decir), preparándote e informándote para cada etapa. No te marcan el camino paso por paso, eso es algo que corresponde a cada uno decidir y planificar, con madurez, pero dejándose aconsejar.

Al final lo que un opositor más necesita, a mi entender, cuando está haciendo ese sobreesfuerzo y asumiendo los sacrificios que toda oposición implica, es saber lo antes posible qué cosas hace bien, cuáles no, y cómo corregir el rumbo. Esto es exactamente lo que te dan.

En primer lugar, ser consecuentes. Si uno quiere sacar una oposición de esta dificultad en un año debe ser realista y planificar en ese sentido. Según las capacidades de cada uno hay una cantidad de esfuerzo que hay que dedicarle, no hay atajos, quien los ofrezca está vendiendo humo, ni se consigue por accidente o suerte, eso no pasa nunca. Para la mayoría, dejando al margen capacidades excepcionales, cuando uno se enfrenta a esto sabe que su vida durante *al menos* un año estará dedicada por completo y entero a la oposición, como un sacrificio que hay que hacer, pero con cabeza.

Y en esto va la segunda recomendación, ser racionales. No es una cuestión de horas, o de no salir, de dejar de ver tan a menudo a la familia o los amigos… Es una cuestión de emplear el tiempo de tal forma que todo eso merezca la pena, porque sí, todo eso habrá que hacerlo tarde o temprano, de igual forma que hay que descansar si se necesita. Hay quien piensa que haciendo sacrificios merecerá más sacar la oposición, como si hubiera una balanza de justicia que equilibrar. La verdad es que se depende de uno mismo, pues se aprueba o suspende según lo que se haya entrenado, cómo se haya entrenado y evitado las lesiones en la prueba física, según lo que se tenga en la cabeza cuando se va a hacer el examen teórico, etc. Hay que echarle horas, pero horas efectivas, de buen trabajo.

Es así de duro y un mal día en el peor momento puede echar todo el trabajo a perder, así sin más, y hasta el próximo año, sin compensaciones ni paliativos más que saber que ya has adelantado trabajo. Ante eso lo que queda es confiar en uno/a mismo/a y seguir esforzándose porque lo que se consigue vale la pena. Quien crea que no vale la pena, entonces ya sabe lo que toca.

Mi planificación, como es normal, oficialmente empezó siendo de una manera, por escrito y todo, con un esquema diario, que al final no tenía demasiado que ver con lo que realmente hacía. Uno va adaptando sus esfuerzos según necesidades. Es importante que haya un plan, aunque no sea extremadamente exhaustivo, porque la disciplina ya es bastante difícil de mantener como para que dependa de cómo se levanta uno ese día. Así que teniendo en cuenta que no se me daba tan bien seguir planes estancos y rígidos, de levantarse a las 8:00 y terminar a las 14:00 como un clavo, opté por hacer “dirección por objetivos”, marcándome para los dos días siguientes, o para la semana, o lo que fuera, una cantidad de trabajo concreto (por ejemplo, hacer el esquema del tema 19), siguiendo las reglas que rigen para marcar dichos objetivos, los cuales han de ser, sin ánimo de exhaustividad, útiles, racionales/alcanzables/realistas, desafiantes/exigentes, eficientes, con pequeñas recompensas cuando se logran (descansos, un dulce… parece una tontería, pero ayuda).

Por otra parte, el entrenamiento físico, si bien es obligatorio, hay que verlo como un descanso del estudio. Se ha demostrado que el deporte tiene efectos positivos sobre la concentración al estudiar, el alivio del estrés y la estabilidad emocional. Por todo ello, el mejor momento para hacerlo, en mi opinión, es a mitad del estudio cuando es posible. Dos veces de entrenamiento por semana con la academia cuando toque, puesto que entrenar con otros casi siempre da mejores resultados, y al menos otros dos días por propia cuenta (según como estemos físicamente), entre períodos largos e intensos de estudio a modo de descanso y distensión. Nada de entrenar a tope como si no hubiera un mañana si no estamos acostumbrados, ya que eso significa lesión, y si uno cree que no pasa las físicas estando bien, sólo hay que imaginarse qué posibilidades tiene estando lesionado.

Aparte de todo lo ya dicho, es muy fácil de resumir: planificación (visión de largo plazo), esfuerzo, constancia, racionalidad, eficiencia, sacrificio, buscar resultados, descansar cuando es necesario, confiar en uno mismo, ser realista, dejarse aconsejar pero decidir uno mismo… Es tan fácil de decir como difícil de hacer, está garantizado que al menos una o dos veces por semana la oposición parecerá demasiado difícil para sacarla, habrá distracciones, tentaciones, se nos hundirá el ánimo, falta tiempo, estamos cansados… Sabiendo esto, es cuando racionalmente hemos de ser conscientes de que esas sensaciones pasan, se dejan correr, y centramos la mirada en el largo plazo, en el objetivo y en lo que hay que hacer.

Es una maratón, pero de meses, o incluso años, por lo que un día no es nada, una prueba o un examen de academia que haya salido mal o bien no es nada, lo que importa es lo preparados que estemos para las pruebas reales, a las cuales hay que ir con confianza de poder aprobar (siempre), con tiempo, descansados (al menos una tarde y una noche de no tocar nada), comidos, cómodos y centrados.

Malas prácticas de opositores, evitar a toda costa:

  • Negatividad.
  • Falta de confianza en uno mismo.
  • Probar estudiando un poco a ver si con suerte sale (nunca sale).
  • Intentarlo sin estar 100% seguro, es perder el tiempo.
  • Pensar que caeremos en las físicas porque nunca hemos hecho deporte. No hay milagros pero si hay casos sorprendentes, con trabajo y dedicación se puede.
  • Estudiar sin entrenar para las físicas, sorprendentemente común. No hay nada que sacar haciendo esto.
  • Pensar que salir todos los viernes o los sábados (o ambos) es un descanso adecuado. Alcohol + poco/mal dormir es más que perder el día siguiente, los efectos se prolongan y el alcohol no ayuda a concentrarse ni a retener información.
  • No descansar lo suficiente, ya sea en el día (al menos cada 2 o 3 horas) o en la semana (óptimo 1 día). Estudiar 14 horas al día durante 6 meses es posiblemente peor que estudiar 6 horas. Esto es opinable pero si hay alguien capaz de mantener ese ritmo sin quemarse, admiro su disciplina.


En resumen, ser racionales, ir paso a paso, estudiar con cabeza y pensando en el objetivo.

J.R.G APROBADO ESCALA EJECUTIVA CONVOCATORIA 2018-2019

Antes de presentarme contaba con el grado bilingüe en “International Relations” cursado en la Universidad Rey Juan Carlos.

Desde adolescente me había interesado las funciones del CNP y toda su orientación a ámbitos internacionales de cooperación con distintos países y organismos, sin embargo, fue acabada la universidad y tras un año en empresas privadas cuando me adentré e informé más en profundidad. Por ello, hablé con miembros de la Policía Nacional que me despejaron todas las dudas para dar el paso a la oposición y dedicarme a lo que de verdad me gusta.

La academia Águilas siempre ha sido conocida por su alto nivel de aprobados, sus buenos profesores y su grado de exigencia por lo que pregunté a antiguos policías y compañeros que ya opositaban y me hablaron muy bien de ella.

La primera vez que me presenté, cuando solo había estudiado 6 meses, sí me presenté a la Escala Básica con la finalidad de coger soltura para el segundo año. Al ser las mismas pruebas físicas y un examen tipo test, me ayudó para quitarme el miedo.

El día exacto que comencé a estudiar fue el día 1 de Marzo de 2017.

Además del temario de Águilas, imprimía todas las leyes que se mencionaban en la convocatoria al considerar las mismas como la columna vertebral del temario

La Academia me aportó la rutina y la exigencia que se requiere para esta oposición. El día a día y la exigencia son dos factores muy importantes que difícilmente se adquieren de otra manera.

Además, el ambiente en clase y la relación con los profesores que siempre estaban dispuestos a responder dudas hacía más llevadero el proceso

Recomendaría crear una rutina diaria basada en el estudio y el entrenamiento. No se puede conseguir buenos resultados si esto se rompe con facilidad ya que esta oposición, por el grado de exigencia y el número de aspirantes, la hacen de una dificultad altísima.

La oposición es un periodo de renunciar a muchas cosas que luego se ve recompensado con creces.

Siempre dedicaba mínimo 10 horas al día, 5 por la mañana y otras 5 por la tarde, contando en ambos casos con un descanso de 20 minutos. Además de ese tiempo, entrenaba tres días por semana con entrenamientos de una hora aprox. Estos horarios cambiaban conforme se acercaban los exámenes, dedicándole quizás más tiempo a las físicas cuando éstas se acercaban o aumentando horas de estudio por la noche cuando se acercaba la teoría.

La constancia es clave, crear una rutina de estudio que no te suponga mucho sufrimiento y que te mueva a mejorar es muy importante.

También el hecho de ir día a día de tal manera que estudias el tema oportuno como si fuera la vida en ello sin pensar en la lejanía del examen oficial, de esta manera cada tema es importante y no puedes dejar uno sin estudiarlo.

Por último, es importante sacar una hora diaria o lo máximo posible a repasar el código penal ya que es la piedra angular de la oposición.

11.- Otras consideraciones que a tu juicio sean de interés?

Creo que es una oposición que con mucho esfuerzo, tarde o temprano, se puede aprobar. No tirar la toalla por suspender una o dos veces u optar por la escala básica por ser “más fácil”.

Si tienes claro tu objetivo, con constancia y sufrimiento se consigue.

También el hecho de ir día a día de tal manera que estudias el tema oportuno como si fuera la vida en ello sin pensar en la lejanía del examen oficial, de esta manera cada tema es importante y no puedes dejar uno sin estudiarlo.

Por último, es importante sacar una hora diaria o lo máximo posible a repasar el código penal ya que es la piedra angular de la oposición.

R.M.G APROBADO ESCALA EJECUTIVA CONVOCATORIA 2018-2019

Grado en Criminología y Máster en Análisis de Inteligencia

Desde que era un niño quería ser Policía Nacional. No hubo ningún hecho concreto para que me decidiera a opositar, simplemente fui manteniendo la idea con el paso de los años y cuando acabe los estudios empecé con la oposición.

Me hablaron de Águilas en la Universidad. Un profesor nos dijo que era la mejor academia para prepararse y con el tiempo fui escuchando el mismo comentario a más personas y policías.

Sí. En los dos años también me presenté a Básica. En mi opinión es una buena forma de amortizar el año y de ganar experiencia a la hora de hacer las pruebas físicas y el examen de conocimientos.

Las leyes descargadas del BOE, recursos online y libros de psicotécnicos, y libros de inglés.

Me enseño a opositar desde el primer día. Águilas es exigente en todas las pruebas y eso me ayudó a entender la oposición y a darle la consideración y el esfuerzo que se merece. Siendo honestos la academia te cambia la perspectiva de ver la oposición y te “educa” para lo que de verdad importa, conseguir el APTO. En ese sentido da igual si tienes base o no, o lo que hayas estudiado previamente, te van a preparar para que apruebes los exámenes y maximices la nota. 

Los profesores merecen mención aparte, son geniales explicando y preparando las clases, tienen experiencia y saben lo que es opositar de primera mano. Yo he aprendido mucho de ellos a nivel personal. Al final se convierten en un modelo a seguir.

Organizaba la semana de Lunes a Domingo. Estudiaba todos los días, algunos 8 o 9 horas, otros un poco menos porque tenía que ir a las pruebas físicas, a las clases presenciales o a inglés. En general estudiaba de 9 de la mañana a 9/10 de la noche. Las pruebas físicas las entrenaba dos días por semana con la academia, aunque también hacia dominadas en casa. Los casos prácticos los hacia siempre los sábados, y el resto del tiempo lo dedicaba a estudiar y a estudiar. Como no tenía vida social aprovechaba para dormir todo lo que pudiera por las noches. Si acababa pronto me iba a la cama enseguida.

Una vez aprobé las pruebas físicas la rutina cambió, y me dediqué solo a estudiar y a los supuestos. En esta etapa si que estudiaba 9 o 10 horas diarias.

Esfuerzo y trabajo duro los 7 días de la semana. En mi opinión es la clave y aunque parezca una receta sencilla mantener esta dinámica a lo largo de 1 o 2 años se vuelve complicado, pero se consigue.

Si pudiera dar un consejo a mi “yo” el día que empecé a opositar le diría que hay que mantener una actitud positiva, que hay que creerse las cosas y que uno puede. Habrá semanas mejores y semanas peores, habrá temas que se te resistan, y habrá días que no des “palo al agua”, como en cualquier otra dimensión de la vida cotidiana, pero te mantienes con un perfil positivo, con curiosidad, con ganas de aprender de tus errores y de salir del círculo de confort todo va a ser más fácil.

MENSAJE ENVIADO

Te responderemos lo antes posible​

ESCALA BÁSICA 39/22 y EJECUTIVA 37/22

CONVOCADAS 2.456 plazas y 150 plazas

CONSIGUE EL APTO CON NUESTROS CURSOS

Abrir chat
1
💬 ¿Necesitas ayuda?
Escanea el código
Hola 👋
¿En qué podemos ayudarte?